La indignación de mi padre


Otra vez le ha vuelto a pasar a mi padre que no le entendiesen en su propio país al querer pedir algo de beber en un local. El día de la Noche Cultural, le entraron en un restaurante en el centro de Reykjavík diciéndole “May I help you?”, en lugar de “Góðan dag. Get ég aðstoðað” (Buenos días, ¿en qué puedo ayudarle?), que habría sido lo normal. Mi padre, haciendo oídos sordos a la pregunta de la camarera no islandesa, contestó en islandés que quería dos vasos de vino tinto. La chica, un poco atónita, volvió a insistir con el inglés y hasta le exigió que si podía repetírselo en este idioma. A ello mi padre, que es muy sensible a este tema especialmente, respondió en islandés y en un tono bastante alto: “Me niego a hablar inglés en Islandia”.

Pero la cosa no acabó ahí para mi padre ese mismo día, a su pesar. De nuevo le volvió a ocurrir lo mismo en una cafetería donde todos los camareros eran inmigrantes, y lo más soprendente, no hablaban ni pizca de islandés (ni siquiera eran capaces de entender “querría un típico café islandés, por favor”). Mi padre me explicó que lo más preocupante es que al resto de islandeses de la cafetería no les importaba hablarles en inglés y que incluso llegaron a mirar raro a su ofendido compatriota.

“Me tildarán de fascista lingüístico, pero me parece un tema muy serio que el islandés no sea válido ya en todas partes en Islandia, y lo dice alguien que es inmigrante en otro país”, comentaba mi padre ayer por la tarde en directo en la radio 2, en el programa “Radio de la tarde”. Según él, “lo peor es que a los islandeses parece que les da totalmente igual”, tal vez debido a que quieren mostrar una actitud aperturista hacia otras culturas incluso aunque sea sacrificando el poder hablar su propia lengua.

El problema es que los dueños de estos locales no exigen a sus empleados (la mayoría inmigrantes, ya que estos trabajos están muy mal pagados) conocer nociones básicas de la lengua, aunque sólo sea para poder decir los platos principales del menú del día. En Islandia, la mayoría habla y entiende inglés, ya que la influencia de este idioma está presente en muchos ámbitos sociales y culturales (las películas, por ejemplo, son todas en inglés subtituladas, también en la televisión).

Es un tema bastante serio, sobre todo si se convierte en una práctica generalizada en Islandia. Mi padre cree que si esto continúa así, el islandés, un idioma que hablan 300.000 personas en el mundo, podría verse seriamente afectado dentro de diez años.

También hay que decir que en otros dos restaurantes, a mi padre y a mí los camareros nos atendieron en islandés, a pesar de ser extranjeros, pero esto debería ser lo normal en todas partes. Ahí os dejo el “post” para que reflexionéis, además de una foto de un día lluvioso en la capital de Islandia más otra de mi padre con Sif y Silja, las dos chicas islandesas medio españolas con las que estoy viviendo.

Lago

Cena

Anuncios

~ por Alda Ólafsson en 22 agosto, 2007.

19 comentarios to “La indignación de mi padre”

  1. Þetta er fínt hjá þér…

  2. Me parece normal la indignación de tu padre. Creo que en países nórdicos como Dinamarca, también ocurre. Supongo que la influencia de la lengua inglesa es un arma de doble filo: que la población de todo un país pueda comunicarse en inglés se puede ver como una virtud pero también, es verdad, que hace peligrar el idioma y por ende, la cultura del país.

  3. Arantxa, tienes razón, en Copenhague yo también vi que pasaba algo parecido… Por qué en Madrid, por ejemplo, no ocurre?

  4. …Lo de la indignación de tu padre me parece natural, si piensa que con estas prácticas se puede perder–a la larga– el idioma, pero no se podría tomar alguna medida legal?? Los “vigilantes” de la lengua islandesa, de la Academia o lo que sea, no pueden intervenir?? El Ministerio de Cultura??? A ver si los periodistas de ahí lo proponéis…
    La temperatura en Madrid y toda España sí que puede ser tema de interés, por lo inusual para Islandia. Hoy y ayer por toda Cataluña, Valencia y sobre todo Baleares, parece que está la gota fría con inundaciones y temporales. Hoy en la capital creo que no hemos superado los 20, y en Navacerrada había 6 grados. Además parece que en Aragón, en las montañas, va a NEVAR!!!.
    Bueno la verdad es que para pasear y disfrutar de Madrid está muy bien esta temperatura, así que voy a salir… sin más dilación….
    Bless, bless -fólkin mín ¿no sé si es femenino o no ????

  5. Me parece también razonable el enfado de tu padre, a mi me pasaría lo mismo, ya que el idioma de un país o una población es uno de los pilares de su cultura(fijate en el “es que” típico madrileño 😉 ) Esperemos que no se pierda nunca el Islandés y pueda, algún día, decir algo más que “Hola” (aunque lo dudo..)jejeje .
    En Madrid hace frio para las fechas que son, asi que imagínate en Valde, ya casi ni puedo meter un pie en la piscina y me da mucho coraje porque me apetece un montón bañarme. Supongo que ya te contó Carlos que se puso malo cuando etuvo por el chalet, no sé nada de él pero parecia solo un resfriado…
    Bueno voy a seguir trabajando, que salgo en 10 minutos y tengo cositas pendientes…
    Muchos besos desde un Madrid frio y triste.. 🙂

    P.D: cuales son las aficiones de la gente por allí?son muy distintas a las españolas??

  6. Hola Alda, al leer la descripción del enfado de tu padre, me recordó lo que me paso en Barcelona hace unos meses con unos amigos alemanes cuando un camarero paquistaní no solo no me entendió en catalán si no que su castellano era pésimo y en cambio si que se hacía el listo hablando en inglés, fué cuando protesté energicamente. No exigo que todos me hablen en catalán, pero si que al menos que me entiendan. Los empresarios de la hostelería les importa un bledo mientras tengan a camareros con sueldos miserables.
    Admiro la actitud de tu padre, porque se como se siente alguien que en su propia casa le obliguen a cambiar de idioma cuando encima es el cliente.
    En Alemania parece que ha vuelto el verano después de un agosto horrible 😉

  7. Nosotros en Barcelona también tenemos una anécdota Sergi. En un restaurante el camarero nos preguntó que idioma hablábamos, le dijimos que el castellano, pero al parecer se le debió olvidar cuando al minuto siguiente seguía refiriéndose a nosotros sólo en catalán.

  8. Hola Carlos, ese debe ser un caso unico porque mas de la mitad de camameros son estrangeros. Fue el unico caso o acaso os sucedio muchas veces ? Si es como dices esta muy mal lo sucedido, pero es mas grave que me suceda en mi propia ciudad que cuando voy de turista. Lo mio no fue una simple anecdota si no una tomadura de pelo.

  9. A mi también me llamó la atención que en algunos sitios contraran a personas que no hablaran islandés para trabajar cara al público. Vale que me benefició aunque yo trabajaba en un restaurante para turistas, pero tu padre tiene razón. Eso sí, observé que cuando alguien llega a Islandia sin hablar inglés o muy poco le enseñan islandés y la gente que se queda más de un año acababa aprendiendo islandés. La verdad es que lo veo muy necesario para no quedarte en un guetto. Si quieres tener amistades con islandeses es necesario hablar islandés porque si no es muy dificil quedar con un grupo de islandeses porque siempre hay alguien que le da vergüenza o no habla bien inglés.

  10. Yo he estado en Japón, y a pesar de hablar japonés lo mejor posible, porque no lo hablo a la perfección, te contestan en un inglés waltrapero…

    Tu padre tiene razón en el sentido de que en un país debe hablarse un idioma oficial. No obstante, lo mejor es coger y salir del restaurante si no le hablan en islandés, que probablemente imagino que el hablé inglés perfectamente, pero quiere hablar en su lengua materna que para eso está en su país.

    Por ejemplo, yo una vez en cataluña, hablaba en castellano y me contestaron en catalán. Mi novia se indifnoó un poco, pero yo le dije que cada uno en su sitio, tiene derecho de hablar como quiera. A mi, personalmente, no me parece una falta de respeto que me hablen en catalán. Pero creo que tu padre debe entender que si una persona es extranjera, y es incapaz de aprender el idioma por las dificultades que a uno se le pueden presentar (está claro que debe intentar aprenderlo y poner de su parte, porque creeme que le entiendo y le apoyo)

    Bueno, me tengo que explicar mejor la proxima vez pero espero que hayais entendido mi punto de vista 🙂

  11. […] ha decidido invertir 17 millones de euros en la elaboración de un anteproyecto de ley para la protección del islandés, que prevén que estará terminado el 16 de noviembre del año que viene, coincidiendo con el Día […]

  12. Pues …la verdad que entiendo que los islandeses quieran hablar en inglés con los extranjeros !! es más! me niego a hablar islandés !!

  13. Muy bien, JOTA-JOTA-UVE! No se pierde nada. Seguro que lo hablarías fatal! 🙂

  14. Pues si la actitud de Kristinn en su propio país es tildada de fascismo lingüístico…pues que viva Mussolini! Ahora en serio: Creo que dadas las condiciones de lengua minoritaria del islandés en una Europa cada vez más globalizada donde el influjo del inglés (y del español) es cada vez mayor, se debería tener un especial respeto hacia idiomas que, como el islandés, son auténticas joyas del patrimonio lingüístico mundial. Esto debería, tal vez, traducirse en la exigencia por parte de los organismos competentes de poder expresarse debidamente en el idioma de la sociedad de acogida a la hora de gozar de permiso de residencia, por no hablar de la adquisición de la nacionalidad.

  15. Una última consideración que se me ha quedado en el tintero: Una cosa es que casi sea inevitable que una lengua tan relativamente arcaica en varios aspectos como el islandés vaya adoptando una serie de préstamos lingüísticos de otras lengua, incluso extranjerismos evidentes como “moningur” (del inglés “money”, dinero) en vez del autóctono “peningar” y otra cosa muy diferente es que te hablen directamente en inglés sin más miramientos. ¿Qué pensaríamos los españoles si en cualquier restaurante de Madrid, Murcia o Soria nos hablaran sin más en árabe o rumano? No obstante, considero que la cuestión aludida en otro post del catalán u otras lenguas del Estado Español es sensiblemente distinta, si bien siempre se agradece, y es señal de educación, que un catalán, un gallego, un vasco o un asturiano se dirija en la lengua oficial de todo el Estado a un castellano-hablante que no entiende “ni papa” de esos bellos idiomas.

  16. Gracias, Mariano, por tus aportaciones. Yo también he puesto un vínculo a tu interesante blog. Supongo que tú también eres otro “freaky encantador”… 😉

  17. Muchas gracias por el vínculo, Alda. Freaky seguro que lo soy (og stoltur af því 🙂 ), lo de encantador ya no lo tengo tan claro…Un abrazo y ánimo con tu genial blog!

  18. Es cierto que no me gustaría que en mi propio país me hablaran otro idioma sería un poco incómodo y mas cosas tan básicas como pedir un simple café, pero si supiese el idioma en que me hablan contestaría seguramente. Porque no creo que se lo mismo por ejemplo, hablar rumano a un español dado que es una lengua que se habla en un único y específico lugar y por supuesto que en España no sabemos nada de rumano. Pero ingles si que se habla en todo el mundo, no todos, pero si esta claro que es hoy en días una lengua universal y esta muy bien lo de conservar nuestro idioma pues así salvamos nuestra historia y nuestras raíces pero yo pienso que al igual que sucedió con tantas lenguas del pasado que hoy permanecen muertas y son habladas por una minúscula minoría, así sucederá con muchisimas otras y creo que al final se hablara una única lengua. Cosa que seria un poco triste, pero seria a la vez mucho mas fácil y resolverá los problemas que nos surgen una vez salimos de nuestras fronteras. Yo en mi caso tengo que hablar tres idiomas pues mi familia es bastante diversa, americanos, españoles e italianos y muy bonito no me resulta al menos si me ha dado la posibilitad de ser trilingüe casi que desde el momento de nací. Pero si que me que da un poquito de pena pensar que un futuro será solo el ingles y claro que de alguna forma me pongo el lugar de tu padre y si que molesta.

  19. O tempora o mores! Entiendo y comprendo perfectamente a tu padre, y su indignación, sobre todo porque tiene razones perfectamente lógicas y naturales para ello, comprende las causas y reivindica algo justo. La imposición viene de otros, de ese colectivo que no valora la cultura. Está cada vez más implantado el concepto de “negocio”, frente a empresa y mucho menos frente a oficio. Es el sálvese quien pueda de unos aprovechado por los “listos”, que no ven más allá de una inversión.
    Aún recuerdo la maravillosa sensación de aprender mi primer idioma extranjero, cómo un idioma cambia de forma casi mágica la forma de pensar, de estructurar las ideas, descubrir qué eres capaz de expresar cosas que en tu idioma materno no podrías o resultaría demasiado forzado.
    Esto de la globalización es cada vez más estúpido. Yo no tenía ni quince años, no existía ni internet ni móviles ni satélite, acababan de nacer las primeras televisiones privadas en España, y ya tenía claro el concepto de “Universal”, y tenía poco o nada que vez con la homogenización ética, estética, política, económica, moral que tratan por todos los medios de implantar.
    Si en Islandía, Andalucía, Orense, Senegal, o Mongolía hacían las cosas de una manera no había surgido de una “ocurrencia” o diseño, sino de muuuuuchos años de experiencia, la madre de la Ciencia. Y eso y otras muchas cosas están impregnados en el idioma.
    Perdón, que me apasiono y aburro. Ánimo Kristinn, la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: