Génesis de una isla


Han pasado cuarenta años, pero el nacimiento de la isla Surtsey (isla de Surtur, figura mitológica de fuego) soprende todavía a los científicos. Todo comenzó el 14 de noviembre de 1963, cuando una violenta erupción volcánica submarina, surgida días antes a 130 metros bajo el nivel del mar, al sur de Islandia, alcanzó la superficie. La erupción continuó durante cuatro años, hasta el 5 de junio de 1967, cuando por fin paró y la lava sobre el mar ya medía 2,7 km². Había nacido de la nada una nueva isla en el Atlántico.

Estos días, y hasta la primavera de 2009, es posible visitar una exposición en la Casa Cultural de Reykjavík titulada “La Génesis de Surtsey”, centrada en el espectacular nacimiento y evolución de esta isla, situada en el archipiélago de Vestmannaeyjar. La exposición explica las razones que han llevado al gobierno islandés a proponer que la isla se incluya en la lista de Patrimonios de la Humanidad de la UNESCO como fenómeno natural (la decisión se conocerá a mediados del año que viene).

Desde su surgimiento, la erosión ha ido desgastando su superficie, y en 2002, ésta era de 1,4 km². Surtsey, declarada reserva natural en 1965, ha servido, y sirve, de laboratorio vivo para los vulcanólogos, geólogos y naturistas, que han estudiado la formación de toba volcánica, la erosión y el asentamiento de plantas y animales.

Todavía me parece increíble que surgiese toda una isla de la nada y que mi propio padre asistiese en vivo al fenómeno, del que nacieron también otras pequeñas islas a lo largo de la Dorsal Mesoatlántica, como Jólnir. La mayoría de ellas desaparecieron por la erosión bastante deprisa. Surtsey es tal vez un ejemplo a pequeña escala del modo en que se formó la propia Islandia en esta cordillera submarina (donde se juntan las placas tectónicas de Eurasia y Norteamérica y las de África y Sudamérica).

Surtsey, recién formada, el 30 de noviembre de 1963 (Sólarfilma).

Erupción en Surtsey, 20 de abril de 1964 (Sólarfilma).

Surtsey, en 2002 (Borgþór Magnússon).

Anuncios

~ por Alda Ólafsson en 7 septiembre, 2007.

Una respuesta to “Génesis de una isla”

  1. […] días antes Cuenta hoy la prensa islandesa que algunas casas en Vestmannaeyjar, al sur de Islandia, ya exhiben las primeras luces navideñas del país. 48 días antes de […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: