Refugio de las filtraciones


Islandia ha vuelto a saltar últimamente a las noticias de la prensa de todo el mundo no tanto por sus negociaciones para entrar en la UE, que comenzaron la semana pasada, sino por su estrecha relación con Wikileaks. Este portal web de filtraciones ha encendido las iras de EE UU al desvelar, la semana pasada,  decenas de miles de páginas con información confidencial sobre la guerra de Afganistán. Se cree que esta web está alojada en Suecia, pero también en Islandia, que el pasado mes de junio aprobó una ley de protección del ejercicio periodístico considerada ya un refugio de la libertad de prensa y de las filtraciones.

Liz Cheney, hija del ex vicepresidente de EE UU Dick Cheney, considera que el gobierno islandés es directamente responsable de que Wikileaks siga funcionando. Ha solicitado a Obama que presione al Ejecutivo de la isla para que deje de “apoyar” al portal. “Si el gobierno islandés no desea cerrar la web, entonces Obama debería tomar la iniciativa y cerrarlo él mismo”, aseguraba Cheney en una entrevista en Fox News.

Las reacciones desde Islandia no se han hecho esperar. El periodista Kristinn Hrafnsson, que ha estado trabajando directamente con Wikileaks, considera que “técnicamente sería imposible para las autoridades islandesas cerrar la página web, puesto que tiene servidores por todo el mundo”. Hrafnsson aseguró al diario Morgunblaðið que las palabras de Cheney no sorpenden porque “muestran una completa ignoracia sobre el asunto y sobre la causa por la que Wikileaks está luchando”.

Lo cierto es que los políticos islandeses ya saben lo que es verse en el punto de mira de Wikileaks. El pasado mes de marzo, varios documentos secretos que implicaban a la primera ministra Jóhanna Sigurðardóttir, al ministro de Asuntos Exteriores, Össur Skarphéðinsson, y al ex embajador islandés en EE UU, Albert Jónsson, fueron publicados por el portal. Estos textos secretos recogían datos escritos por diplomáticos estadounidenses sobre la primera ministra de Islandia, en los que se aseguraba que Sigurðardóttir es “muy popular” y “siempre ha defendido la cooperación con EE UU”.

Anuncios

~ por Alda Ólafsson en 4 agosto, 2010.

Una respuesta to “Refugio de las filtraciones”

  1. ¿Que podemos esperar de la hija de “Dick” Cheney?

    Yo creo que WikiLeaks es toda una revolución que está aportando aire fresco al periodísmo de investigación. Por ello los principales periódicos americanos están colaborando estrechamente con ellos. ¿Tendrían que cerrar estos también por colaboracionistas?
    Gracias a internet y a proyectos como WikiLeaks.recortar la libertad de prensa es mas díficil que nunca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: