Hijos de la quiebra


¿Oscuridad, mal tiempo, crisis…? Con estos factores, ¿quién no querría ponerse a hacer hijos? En Islandia, justo después de que estallase el crack financiero, se produjo también una oleada de concepciones. Prueba de ello es que en Húsavík, una localidad al norte de la isla, nacieron los pasados junio y julio –justo nueve meses después del derrumbe- tantos niños como en los primeros cinco meses del año.

“Los niños que están naciendo ahora fueron concebidos muy poco después de la quiebra”, aseguraba hace unos días una comadrona de Húsavík al diario Morgunblaðið. “A veces se dan picos. El año pasado hubo una escalada de nacimientos en primavera. Ahora ha sido en junio y julio, así que a todos ellos se les podría denominar los bebés de la crisis”, añadía.

Mientras, en Reikiavik, las cifras ya rozan el récord histórico de alumbramientos. En concreto, el número de nacimientos en el hospital nacional (Landspítali) de la capital se incrementó en un 3,5% del 1 de enero al 10 de agosto respecto al mismo período del año pasado.

Anuncios

~ por Alda Ólafsson en 22 agosto, 2009.

3 comentarios to “Hijos de la quiebra”

  1. Los Islandeses no suelen poner excusas para nada y está claro que para engendrar descendencia no se necesita esperar a tener el Blue Ray y la pantalla de plasma, las generaciones pasadas con mucho menos dinero tenían más niños en todo el mundo y la educación en las familias funcionaba incluso mejor.
    Ahora educar es tener el dinero suficiente para sobornar a un crío con una XBOX para que no de muchos problemas.

    Islandia es un entorno excelente y es un auténtico placer ver tantos niños pequeños, llena todo de vida.

  2. Cuanto mas tiempo paso en este país, mas me convenzo de lo parecidos que son a los latinos. Lo hacen todo en el ultimo momento (þetta reddast) les encanta salir por la noche y cerrar los bares a las 6 de la mañana, y lo de la natalidad no es de ahora, además tienen costumbre de ser madres tempranas, nada que ver con otros países nordicos, o con España.

  3. Pues a mí me sorprende mucho, aquí en España no creo que suceda de la misma manera…es cierto que si estás en paro pasas más tiempo en casa pero también hay que ser consciente de las consecuencias ecónomicas que supone un hijo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: