Falacias y tópicos en ‘Vanity Fair’ (Parte II)


No quería seguir escribiendo más posts sin dejar resuelta mi serie sobre el artículo de Michael Lewis en Vanity Fair. Cuanto más lo leo, más me sorprende y más me hace pensar en que este hombre tiene un sentimiento muy fuerte en contra de Islandia, y sobre todo, de los islandeses (¿tal vez un desamor que le dejó marca?).

Sea como fuere, el autor sigue a lo largo del artículo gastando líneas en describir lo equivocados que estaban los islandeses al pensar que ellos estaban en un momento privilegiado y gozaban de la experiencia suficiente para invertir sin control, lo que les hacía ignorar las advertencias de que todo acabaría mal que venían de fuera. No obstante, sí creo que merece la pena leer la entrevista con el despreciado ex primer ministro Geir H. Haarde que Lewis incluye en su reportaje. El escritor cuenta cómo Haarde llegó al puesto sin ser ni siquiera un buen economista. “Como se demuestra (en la entrevista), este hombre no es realmente estúpido“, señala el autor. A su juicio, Haarde insiste en transmitir esta versión de lo que llevó al país al derrumbe: “los extranjeros confiaron su capital a Islandia, e Islandia hizo buen uso de él, pero entonces, el pasado 15 de septiembre, Lehman Brothers entró en quiebra y los extranjeros, dominados por el pánico, exigieron que sus bienes les fueran devueltos“.

La entrevista llega a su fin cuando Lewis le pregunta al ex mandatario: “¿Es cierto que le ha estado contando a la gente que es el momento de dejar las finanzas e ir a pescar?”. Seguimos leyendo y vemos que el propio Lewis reconoce que Haarde nunca dijo eso y que es una frase que decide tomarle prestada a un inversor de Nueva York para poner en aprietos al ex primer ministro (curiosa forma de sonsacarle a alguien información).

Esta pregunta le lleva a hablar de cómo unos cuantos se han hecho ricos a costa de la pesca en Islandia, el principal recurso económico del país. “Si Islandia se ha hecho famosa por sus músicos (Björk) es porque ahora es cuando tiene tiempo de tocar música, y muchas otras cosas”. Así de simple, al menos para mi querido Lewis, que tampoco se corta y decide soltar otra perlita al hablar de las mujeres islandesas. Según él, los hombres no les dirigen la palabra en ninguna conversación. “En el papel (…) las mujeres lo tienen mejor que en cualquier otro sitio: una sanidad de calidad, alta participación en el mercado de trabajo, igualdad“, pero, para Lewis, “el hombre exhibe la tendencia global de no hablar con la mujer -o no incluirla en la conversación- a no ser que exista un motivo sexual obvio”. Pues lo dicho, el artículo no tiene desperdicio.

Anuncios

~ por Alda Ólafsson en 16 junio, 2009.

2 comentarios to “Falacias y tópicos en ‘Vanity Fair’ (Parte II)”

  1. Michael Lewis si es un auténtico desperdicio.
    Hay que viajar mas querido Lewis.

    He estado trabajando allí varios años y me duele oir estas palabras sobre una gente maravillosa que con su esfuerzo han levantado un pais y una sociedad que són la envidia de cualquiera que conozca Islandia.
    ¿se imaginan un pais del tamaño de Portugal o Irlanda mantenido por tan sólo 300.000 habitantes? ¿se imaginan que ese pais tenga los niveles mas altos en cultura, educación, sanidad, medidas sociales, etc? Si la imaginación no les permite llegar a esta imagen, simplemente cojan un avión y visiten Islandia.

  2. Por supuesto que es fácil de imaginar un país como Portugal con 300.000 habitantes: sería mucho más rico, mismos recursos para menos personas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: