Falacias y tópicos en ‘Vanity Fair’ (Parte I)


Hace unos días me topé con una pequeña noticia en The New York Times en la que se hablaba de un artículo sobre Islandia en la revista Vanity Fair. “Un artículo de Vanity Fair motiva fuertes protestas en Islandia”, era el título escogido por el diario neoyorquino, que hacía referencia a un reportaje sobre la crisis en Islandia escrito por Michael Lewis, un autor y experto en economía con bastante prestigio y reconocimiento en EE UU.

The New York Times señala que el reportaje “no gustó a algunos lectores islandeses de la edición digital” -dice que algunos lo consideran “un ataque a Islandia”- y se limita a defender al escritor: “Puede que los islandeses no querían que su folclore sobre los elfos apareciese en las páginas de una revista prestigiosa (…) o simplemente están avergonzados de la quiebra de su sistema financiero”. Me picó tanto la curiosidad que fui a buscar el artículo -titulado “Wall Street en la tundra”- en la propia Vanity Fair, a ver de qué iba la cosa. Tras leerlo atentamente, saqué algunas conclusiones no sólo como medio islandesa, sino también como lectora. Aquí van algunas de ellas:

– No estoy muy puesta en los escritos de Michael Lewis, pero todo el reportaje esconde un tono bastante sarcástico (tal vez sea su estilo normalmente y se agradece bastante cuando habla del ex primer ministro Geir Haarde) y muy crítico respecto a la forma de ser y de actuar de los islandeses.

– Lewis salpica todo su artículo de ataques no sólo hacia los grandes inversores que desencadenaron el desastre en la isla (algo perfectamente entendible y necesario), sino también hacia la población en general.

– Para ser sincera, no creo que a los lectores islandeses del artículo les haya molestado que los tilden de tener “la mayoría un pelo castaño claro y abultado (con connotaciones de ‘desagradable’ incluso)”, como dice el autor. Esta descripción a la ligera es lo menos molesto del reportaje. Más grave es considerar a todos los islandeses maleducados, borrachos, antipáticos, inconscientes y capaces de quemar sus Range Rovers para cobrar el seguro.

– Leamos otra de sus perlas: “Una nación tan pequeña y homogénea hasta el punto de que todo el mundo sabe bastante de todo el mundo es algo tan fundamentalmente diferente de lo que uno cree cuando oye la palabra ‘nación’ que casi se necesita otra clasificación. En serio, es más una gran familia que una nación”. Seguimos leyendo y comprobamos que Lewis cree que la sociedad islandesa es “endogámica“. Según él, “sólo existen nueve apellidos”.

Anuncios

~ por Alda Ólafsson en 16 abril, 2009.

13 comentarios to “Falacias y tópicos en ‘Vanity Fair’ (Parte I)”

  1. Ya puestos, otra de tópicos sarcásticos…

    http://blog.icelandexpress.com/iceland/2007/09/11/how-to-get-a-date-with-an-icelander/

  2. Y aún se extraña que los islandeses se sientan ofendidos???

  3. Michael Lewis debería documentarse mejor antes de escribir. O mejor aun, debería pasar un tiempo en Islandia y disfrutar de su gente. ¿Como se puede hablar en los USA de “maleducados, borrachos, antipáticos, inconscientes”? Ellos que viven rodeados de armas, que destinan millones a su ejercito, ellos que… en fin, debería pasar una temporada en Islandia.
    Se me ocurren muchos ejemplos de la amabilidad y de la educación de los islandeses así como de la sensación de seguridad que tienes allí, sensación que no he tenido ni creo que tenga nunca en ningún otro país del mundo.

  4. Sólo me he leido la primera página del artículo de VF, por lo que no he leido todas esas cosas que se comentan en este artículo en su contexto original. Ahora, al margen de este artículo, pues no me lo he leido entero así que no puedo criticarlo o defenderlo, me gustaría comentar algo sobre la imagen de los islandeses.

    Siempre me ha parecido difícil escribir sobre una nación y por eso suelo evitar hablar sobre “los islandeses” sino contar experiencias concretas, pues cada persona es un individuo distinto a otro, aunque haya cosas en común. Este artículo de VF y en general, casi todos los que hablan sobre los islandeses, son generalizaciones y por ello creo que no hay que darle más importancia. También son generalizaciones los artículos que hablan sobre los islandeses como personas de forma positiva.

    Hay una cosa que un ex-compañero de trabajo (que no nació en Islandia pero tiene doble nacionalidad desde hace años) apuntó un día y creo que tiene razón. Los islandeses leen la prensa internacional y le dan importancia a lo que dicen otros sobre Islandia. Creo que en España la gente se pasa por el arco del triunfo este tipo de comentarios sobre España y los españoles.

    Algunos tópicos que aparecen en el artículo, como lo de ser una gran familia se han tratado en otros medios y blogs de forma humorística e incluso los islandeses hacen bromas sobre ello. Aquí hubo hace ya año y medio o dos una obra de teatro que se llamaba “Best í heimi” (los mejores del mundo) y era una obra teatral interpretada por extranjeros sobre extranjeros e islandeses y donde se hacía humor de ambos. Se mostraban estereotipos tanto de islandeses como de extranjeros. Creo que “Best í heimi” tuvo buena acogida. Esto se hizo cuando había una situación económica buena en Islandia.

    Por supuesto que yo también estoy generalizando en este comentario, pues cada islandés es una persona distinta.

  5. No creo, Alda, que Islandia esté en este momento en disposición de vitar mofas a su bancarrota. Durante años se nos ha vendido a tu país como un ejemplo de país con economía ultra liberal pero con altísimas cotas de protección social, quizá porque por su pequeña población podía codearse con los bancos de Wall Street y promover una seguridad como la de Suecia. Todo mentira, por supuesto. Islandia ha cometido un ridículo espantoso, incluso si lo comparamos con el espantoso ridículo del paro español, que a este paso estará al nivel del de la isla. Sólo os queda uniros a la UE y aceptar la estabilidad del euro. Y dejar los experimentos para la gaseosa.

  6. No creo que la unión a la UE sea la panacea para Islandia. Si bien es cierto que, a corto y medio plazo, puede arreglar algunos asuntos económicos, a la larga no beneficia a un país pequeño como Islandia que, quiérase o no, se verá sometido a los dictados de las grandes potencias europeas.
    Por cierto, hace un par de días regresé de Islandia tras no haber podido ir allí durante más de una década y, la verdad, la ampliación monstruosa que han hecho de las afueras de Reykjavík y la construcción de algunos “rascacielos” me ha dejado una gran tristeza en el alma. También se deja notar la nefasta influencia del turismo de masas en algunos puntos clave de su paisaje. Una pena. Me quedo con la Islandia acogedora que conocí “illo tempore”.
    Un saludo.
    PD: También es cierto lo que se comentó aquí hace tiempo. Es raro encontrar un trabajador extranjero en el sector servicios (restaurantes, etc) que hable islandés o se moleste por intentar hablarlo.

  7. @Mariano: supongo que es lo que tiene que Reikiavik lo construyan a lo ancho. A mí Reikiavik me ha parecido siempre enorme. Al ser la ciudad tan grande la gente depende del coche, pues no siempre el autobús conviene. De hecho ahora me estoy sacando el carné de conducir aunque mi plan es seguir usando el autobús.

    Sobre los extranjeros y el islandés, me he encontrado con extranjeros en servicios que hablan islandés, alguno me ha atendido en inglés (quizá porque yo también soy extranjero y lo hacen por facilitar la comunicación). No sé si es porque ahora salgo menos a comer fuera o porque con la crisis los extranjeros que ocupan estos puestos son extranjeros que llevan más tiempo aquí. Quizá ahora son más exigentes respecto al islandés a la hora de trabajar. Por otro lado, en la radio denunciaron un anuncio en el que pedían “islandés como lengua materna” en un puesto que no justificaba tal requisito.

  8. Hola Fernán,
    No se trata de que en Reykjavík construyan a lo ancho. Ese modelo de urbanización a lo americano siempre ha estado ahí desde que la ciudad dejó de ser prácticamente un pueblo. El problema está en la falta de gusto y pérdida de identidad que las nuevas construcciones aportan. Por supuesto, cualquier juicio de valor estético es al fin y al cabo una cuestión meramente personal y lo que a mí me parece abominable a otra persona le puede parecer lo más “chic” del mundo. Simplemente pretendía expresar una opinión a años vista como antiguo “nýbúi” de aquellos lares.
    Respecto al anuncio de solicitar el islandés como lengua materna, me parece que es un caso claro de discriminación. Una cosa es que pidan saber islandés en Islandia (más que comprensible) y otra que haya de ser “lengua materna”, no de adopción por muy bien que se hable.
    Un saludo.

  9. En lo que a bloques se refiere, la verdad es que el diseño en Islandia me parece en general bastante feo, salvo apartamentos de lujo y algunos bloques en algunas zonas. Algunos edificios no tienen “diseño” y es difícil saber cuándo se construyeron, las casas suelen ser más bonitas. Luego depende también de dónde pongan el edificio. Höfðatorg me parece un edificio bastante feo para estar donde está. Sin embargo la torre de Kópavogur está en un valle, más discreta.

  10. Por cierto, celebro el importante aumento de la presencia parlamentaria de Vinstri græn en las elecciones del sábado pasado. A ver qué tal…

  11. Vaya, ¡no sabía que Ibarretxe se hubiera ido a vivir a Islandia y ahora se llamase Mariano!

  12. […] Fair’ (Parte II) No quería seguir escribiendo más posts sin dejar resuelta mi serie sobre el artículo de Michael Lewis en Vanity Fair. Cuanto más lo leo, más me sorprende y más me hace pensar en que este hombre tiene un […]

  13. Me da la impresión en plan kandinski de unas pinceladas entre líneas no tan subliminales de “odio a todo lo que no sea yo y lo que represento”, en fin, quizá este señor esté influenciado por aquel club de románticos domingueros que parecían una cofradía de satanás fundado en el estado de Tenesse y de cuyo nombre no quiero acordarme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: